noviembre 06, 2006

Hay de chambas a chambas

Siempre he pensado que más que escoger una profesión, pues te toca la suerte, buena o mala, de encontrar en donde ganar unos pesitos. Algunos pueden hacerlo dentro de lo que les gusta otros no les queda más remedio que hacer lo que hay.

Pero ese no es el punto, sino que existen unos camaradas que dicen que arreglan computadoras, como mi amigo Manny, que ha escogido ese camino de servicio, no me queda muy claro como le hacen: A ver señorita Dell diga ahhhhhhhhhhh, le duele por aqui, o por acá, traigame una muestra de orina, o cualquier otra pista para saber de que está enferma, bueno por alguna razón ellos lo saben, entonces es como llevar tu máquina al doctor, ¿luego que hacen?, ¿le dan antibióticos?, ¿penicilina?, ¿analgésicos?, o ¿cómo demonios es que la arreglan?.

El chiste es que te la regresan (los que si saben) aceitadita y lista para que la vuelvas a descomponer.

Ahora he encontrado su secreto, es como el Chapulin Colorado.

Que escondidito te lo tenías amigo.

2 comentarios:

darkmanny dijo...

SHHHHHTTTTT cálmate amigo, no estés revelando secretos industriales! Yo niego todo rotundamente y no, no tengo ningun circo de pulgas altamente especializado en electrónica que haga mi trabajo.

Charqui dijo...

El camino de los superheroes tambien es cuestion de suerte. En una entrevista para la television nacional peruana, el Olluco, confesó que nunca quiso ser superhéroe, que sólo quería ser ingeniero de sistemas, pero un hecho fortuito lo puso en defensa de los oprimidos.